El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Administración durante los años 1831 y 1832

Con la justa y franca adhesión personal de su pueblo, el gobernador Juan Pedro Ferré estimuló la formación de un Clero provincial, cuando el 5 de Junio de 1832 el Congreso autoriza al P. E. a costear la educación de los jóvenes que estimase conveniente para sacerdotes.

Un índice de la regularidad de la función legislativa brinda la oportunidad de sus períodos de receso. El Congreso Permanente clausura sus Sesiones el 28 de Enero de 1832; las reinicia, el 1 de Junio de 1832, para clausurarlas el 27 de Junio con cargo de que, en los casos urgentes, el P. E. se dirija a su presidente; y vuelve a su actividad en Septiembre de 1832.

El 19 de Diciembre de 1832 vuelve de nuevo al receso por no tener asuntos en carpeta y, por tres meses, después de haber aprobado -el día 14 de Diciembre de 1832- la lista de personas propuestas para los cargos judiciales en 1833.

Se procede a la construcción de la Iglesia Matriz(1) y el avecinamiento de personas de los territorios limítrofes. En Agosto de 1832 algunos hacendados orientales y del Brasil piden liberación de derechos para poblar campos de Misiones, con haciendas que traerían. La ley del 3 de Septiembre de 1832 autorizó al P. E. a conceder terrenos a los vecinos de los territorios limítrofes que lo solicitaban.

(1) Ley del 30 de Junio de 1832. Se asigna todo el ramo de diezmos a la edificación de la Iglesia Matriz de la provincia. // Citado por Hernán Félix Gómez. “Historia de la provincia de Corrientes (desde la Revolución de Mayo hasta el Tratado del Cuadrilátero)” (1929), Capítulo XV. Edición del Estado, Corrientes.

También se buscó la protección de la cosecha de tabaco(2), la enseñanza oficial de la elaboración de azúcar y licores(3), se prohibe la introducción de efectos y muebles extranjeros que las demás provincias argentinas podrían por sí mismas proporcionar a Corrientes(4), se fomenta la elaboración de yerba(5), favorece el desarrollo de los saladeros(6), etc.

(2) Ley del 15 de Diciembre de 1832, autorizando medidas para evitar las mezclas en la cosecha de tabaco.
(3) Junio de 1832. Se autoriza al P. E. contrate una persona que enseñe a perfeccionar la producción de azúcar y de licores.
(4) Ley del 29 de Octubre de 1832.
(5) El 24 de Octubre de 1832, Ferré propone laborar la yerba en Misiones, aprovechando su ocupación militar, para beneficio común y, el 29 del mismo mes, se autoriza la exportación de la misma, pagando en las épocas de guerra un diez por ciento de derecho en especie.
(6) En Junio de 1832, se autoriza al P. E. a dar decretos que desarrollen la industria saladeril, a favor de quienes quieran establecerla. // Todo citado por Hernán Félix Gómez. “Historia de la provincia de Corrientes (desde la Revolución de Mayo hasta el Tratado del Cuadrilátero)” (1929), Capítulo XV. Edición del Estado.

En materia social, se reformó el Reglamento Eclesiástico en cuanto a los cementerios públicos(7), y se pensionó a los militares inutilizados en servicio o retirados por el Gobierno (ley del 16 de Enero de 1832). A los militares inutilizados en servicio, con antigüedad de 5 a 10 años, un tercera parte del sueldo; de diez años arriba, la mitad. Comprendía a los retirados por el P. E. por razones de importantes y distinguidos servicios.

(7) Ley de Diciembre 13 de 1832. // Citado por Hernán Félix Gómez. “Historia de la provincia de Corrientes (desde la Revolución de Mayo hasta el Tratado del Cuadrilátero)” (1929), Capítulo XV. Edición del Estado.

Asimismo se atendió a la población de color que ambulaba sin arraigo por los Departamentos(8)Los negros debían ser remitidos a disposición del Gobierno, el que determinaría lo conveniente.

(8) Circular del 11 de Septiembre de 1832, a los Comandantes Militares. // Citado por Hernán Félix Gómez. “Historia de la provincia de Corrientes (desde la Revolución de Mayo hasta el Tratado del Cuadrilátero)” (1929), Capítulo XV. Edición del Estado, Corrientes.

En el año 1832, y en ejercicio de las amplias facultades que disponía el gobernador Pedro Juan Ferré, que tenía por objeto combatir el lento accionar del proceso penal y evitar la morosidad temporal de las causas, se implementaron nuevas medidas cuyos resultados finales no modificarían las falencias del sistema.

Por ejemplo, se determinó el procedimiento en la sustanciación de las causas criminales donde los reos apareciesen convictos y confesos, determinándose pasara una sola vista al Fiscal, previa aprobación del Alcalde Mayor, para que la sentencia sea ejecutada.

El texto del decreto rezaba

... para que de este modo los Tribunales no se sentirán trabados de engorrosos expedientes, los daños de los ciudadanos serán reparados con mayor prontitud, la vindicta pública quedará mejor satisfecha al advertir colmado el celo de los legisladores, y escarmentada la proterva audacia de los díscolos(9).

(9) “Registro Oficial de la Provincia de Corrientes” (1929), pp. 113 y 114, tomo tercero, años 1831-1837, Corrientes. Imprenta del Estado. // Citado por Dardo Ramírez Braschi. “Judicatura, Poder y Política (la Justicia en la provincia de Corrientes durante el siglo XIX)” (2008). Ed. Moglia S. R. L., Corrientes.

Información adicional